Desde el año 2000, usando los tornadiscos de los amigos, junto al Hard Techno, Mario Bo encontró una manera de expresarse con la música. Para el año 2004 comenzó a recibir pequeños trabajos, y que fueron cada vez mas frecuentes en la noche, hasta conseguir una residencia en "Backstage" una de las discotecas más prestigiosas de Caracas, Venezuela. Desde allí, recibiendo toda la atención de los medios de comunicación como uno de los más nuevos en uno de los sitios mas populares, para el año 2005 consigue residencia en diferentes fiestas y locales. Para el año 2006, abre una tienda de discos de viniles para DJs, llamado Groove Store. En el mismo año consiguió ser el DJ #25 en la lista de los mejores DJ en Venezuela, al año siguiente llega al #2.

En 2007, comenzó a trabajar con algunas grandes marcas, como Smirnoff, donde se pone a trabajar en diferentes eventos, como Smirnoff Evolución Pure en Kamy Beach, el club más famoso de la isla de Margarita, en Venezuela. A finales de este año en el Smirnoff Experience, las fiestas más grandes de Venezuela en ese momento. Participó el mismo año, en el Love Parade en Venezuela. Con todo esto, se las arregla para llegar a Barcelona, España, en un chiringuito los domingos.

Empezó a trabajar en sus propias producciones en 2008, sus producciones fueron publicadas en Beatport, iTunes, Spotify y todas las paginas de ventas de musica electronica. Gracias a esto, consigue trabajar en la discoteca Space en Distrito Federal, México.

Debido a la mala situación en Venezuela, comenzó a trabajar como Sound Designer en su propio estudio, dejando a un lado ser DJ. Desde 2015 hasta la actualidad, se dedicó a trabajar en pequeñas fiestas underground, hasta que decidió empezar su vida en España, en un lounge en Estepona llamado Camurí, con una faceta con Deep House y Chill Out.